La luz neón en un anuncio luminoso es lo más atractivo que se puede ver en la noche. Desde una buena distancia puedes darte cuenta que un negocio o tienda tiene la intención de atraer tu mirada y no sólo eso, está trabajando también con su imagen para que en un futuro cercano te conviertas en un consumidor real de sus productos.

A pesar de que esta tecnología tiene varios años, sigue siendo una buena opción en la publicidad, porque es un anuncio que se ve a varios metros y además es atractivo.

Aquí te damos un poco de historia y sobre cómo funciona un anuncio de gas neón:

  • El gas neón fue descubierto en 1898, por los químicos británicos: Sir William Ramsay y Morris W. Travers.
  • Como era raro e incoloro, bautizaron al gas como neón, palabra griega que significa “nuevo”
  • El gas neón se encuentra en nuestra atmósfera, pero también está atrapado en el interior de la Tierra.
  • El gas neón se consigue cuando el aire se convierte en un líquido de alta presión y con temperaturas de unos -200° centígrados.
  • El neón como se ve a grandes distancias, actualmente se utiliza en lámparas, luces de avión y anuncios de publicidad.
  • Los letreros de gas neón rojo brillante son tubos de vidrio en forma de letras o números.
  • Las letras de gas neón que tienen color azul, se le añade gotas de mercurio para que tomen esa tonalidad.
  • Las lámparas de neón se crean eliminando todo el aire de los tubos de vidrio y se llenan de gas neón.
  • Cuando se enciende una lámpara, una corriente eléctrica se envía desde un electrodo en un extremo del tubo, pasa a través del gas a un segundo electrodo y es cuando la corriente eléctrica hace que el gas neón se vea de un rojo intenso.
  • Un litro de gas neón llena de 60 a 90 metros de tubos de vidrio.